Hvar: Lavandas en el cieloHvar: Lavander in the sky

Compartir
María Varela, 13 August 2009

16_lavandasenelaire_hvar

En Hvar, una de las 1000 islas croatas que motean el Adriático, el aire se toca. Agitas una mano y te queda aroma a lavanda entre los dedos. Tan denso es, que metes la mano en el bolsillo y se te impregna toda la ropa. Cosa increíble, pero cierta. Los incrédulos compran bolsitas llenas de flores desgranadas en los puestos frente al puerto, en la plaza mayor, en el mercado. Son bonitas como recuerdo, pero en Hvar no tienen utilidad: el aroma a lavanda viene de los campos cultivados, se cuela en las casitas de muros gruesos y techos rojos, rueda por las callejuelas escalonadas que bajan a la gran plaza de mármol, flota alrededor de la catedral de San Esteban y del teatro público más antiguo de Europa, y se queda dando vueltas entre los fabulosos yates y las coloridas barcas de pesca.

Si te vas de excursión a las paradisíacas islitas cercanas a Hvar -Stipanka, Jerolim, o Zdrilka-, si te zambulles en el mar transparente, o si atraviesas la isla hasta el precioso pueblo de Stari Grad, también la hueles, no importa si vayas en bus, en bici o caminando. Claro que cuando atraviesas el campo, el aroma se mezcla con un toque de romero, de salvia y de espliego.

Hvar tiene todo para que sea mágica: es una isla pequeña, es increíblemente bella y está lejos. Para llegar debes, antes que nada, ir a Croacia; luego tomarte un ferry desde Split. Verás que lo que digo es cierto. A medida que te aproximas a la isla todo comenzará a verse distinto. Es la lavanda, que con su perfume tiñe el mar y el cielo.

16_lavandasenelaire_hvar

In Hvar, one of the 1000 Croatian islands floating in the Adriatic, you can touch the air. You raise your hand and you have lavender between your fingers. The scent is so dense that if put your hand in your pocket all your clothes get scented. Seems unbelievable, but it’s true. People who don´t trust buy small bags full of flowers at the port, in the main square or in the market. It’s nice as a souvenir, but the truth is that there is no need: the scent of lavender comes from the fields, slips through the thick walls and red roofs of the small houses, rolls through the narrow streets that staggered down to the marble square, flows around St. Stephen’s Cathedral and the oldest public theatre in Europe, and remains between the fabulous yachts and the colourful fishing boats.

If you go on a trip to the paradisiac islands near Hvar -Stipanka, Jerolim or Zdrilka-, if you plunge into the transparent sea, or go across the island to the charming town of Stari Grad, you ‘ll still smell it, no matter if you go by bus, bike or walking. Of course, when you go across the fields, the scent is mixed with the aroma of rosemary, sage and thyme.

Hvar has everything to be magical: is a small island, is incredibly beautiful and is far away. To get there you should take a ferry from Split. You’ll see that what I say is true. As you get closer to the island everything starts to look different. It is lavender, whose scent stains sea and sky.

4 Comments

Todavía existen paraisos donde la naturaleza impera sobre la dictadura de los hombres (y mujeres), donde la tierra sobrevive a la desolación provocada intencionadamente.
Ojalá que el olor a lavanda y el mestizaje aromático producido por el romero, salvia y espliego perduren en el tiempo y que Hvar y lugares similares continúen su andadura libres de gentío, contaminación y desolación desorganizada.
(bufff, como me ha saldio será el final de la semana…)
Saludos desde
http://www.miguel-asaltodemata.blogspot.com
Miguel

Posted by Miguel Nonay on 14 August 2009 @ 5pm

Qué rico!
Pasear por lugares donde los aromas se encuentren puros y se queden impregnados en tus ropas y en todo tu ser. Donde, al regresar a tu hogar, puedas oler -y sentir- los perfumes del lugar del que vienes apenas abres la maleta.

Un abrazo.

Posted by Valkiria on 14 August 2009 @ 9pm

I liked it. So much useful material. I read with great interest.

Posted by Ventego on 18 August 2009 @ 2am

yo he estado hace 2 semanas y bueno, eres un poco exagerado….no huele a lavanda por ningún sitio. Es verdad que venden bolsitas con lavanda así q supongo que las cultivaran, pero vamos eso de q la ropa te huele a lavanda y metes las manos en los bolsillos….bueno, supongo q te habrá salido la vena poetica.
A parte hay italianos a patadas.
Eso si, bonito es un rato largo y stipanka es chulísimo. Yo volvería a stipanka 20 días mañana mismo.

Posted by vladimiroff on 28 August 2009 @ 12pm

Leave a Comment