Machu Picchu, pura emoción Let’s flowMachu Picchu, a Let’s flow emotion

Compartir
María Varela, 29 July 2009

DSC_4593_A

Te elevarás tan alto que rozarás el cielo. Serás pájaro, tal vez golondrina. Mirarás distinto. Abarcarás la vida como si fueras mago, o sabio. Seguramente tus ojos se llenen de lágrimas. Tal vez de la emoción te cueste enfocar y sacar fotos. Qué belleza, dirás, qué belleza.

Te habrás levantado a las 4 de la madrugada en un hostal barato de Aguas Calientes, habrás caminado en penumbras, posiblemente con otros que como tú deseaban con el alma llegar a las alturas de Machu Picchu antes del amanecer. No cojas el bus, por favor sube a pie, aunque tengas sueño, aunque esté muy oscuro, aunque la subida te agote. Y cuando pases la entrada vete arriba, no mires hacia abajo, sigue trepando hasta el último andén. Entonces busca un sitio que sientas como propio. Ponte cómodo, descarga tu mochila, prepara tu cámara. Todavía no amanece, espera, escucha el silencio de tu alrededor y los latidos de tu corazón.

De pronto, hacia tu derecha, el cielo se pondrá rojo. Fucsia. Amarillo. Naranja. Las golondrinas, haciendo cabriolas, anunciarán que comienza el día. La oscuridad se retirará hacia otros mundos, y un rayo de sol iluminará a la ciudad sagrada.

El resto de la experiencia es absolutamente tuyo. Difícilmente podrás ponerla en palabras. Disfrútala, no hay otro lugar en el mundo que iguale a Machu Picchu.

DSC_4593_A

You’ll flow so high that you will touch heaven. You will feel like a bird, maybe a swallow. Your eyes will watch different. You’ll see life as if you were a wizard. Surely, your eyes will fill with tears. Perhaps the emotion will unable you to focus and take photographs. How beautiful, you will say, how beautiful.

You have awaken at 4 am in a cheap hostel in Aguas Calientes, you have walked in the darkness, possibly with others like you, who want to reach the heights of Machu Picchu before sunrise. Do not pick the bus, please climb by foot, although it is very dark, although you are sleepy and the steep slope exhausts you. And when you pass the entrance go up, do not look down, continue climbing up to the last platform. Then look for a place that feels like your own. Make yourself confortable, download your pack, prepare your camera. Dawn has not arrived yet. Wait, listen to the silence around you and the beating of your heart.

Suddenly, to your right, the sky will be red. Fuchsia. Yellow. Orange. Swallows, making prances, will announce that the day begins. The darkness will withdraw to other worlds, and a ray of sunshine will illuminate the sacred city.

The rest of the experience is entirely yours. Probably it will be imposible to put it into words. Enjoy it, there is no other place in the world like Machu Picchu.

8 Comments

Impresionante relato con una descripción pética y, al mismo tiempo detalladísima, una prosa natural que hace que te transportes a ese lugar, a ese rinconcito en lo alto de la escala, lo hagas tuyo y te dejes llevar.
Magnífico.

Posted by Miguel Nonay on 29 July 2009 @ 5pm

Qué precioso tu comentario, Miguel. Sabes, Machu Picchu es tan inspirador que las palabras brotan solas…
Let’s flow!

Posted by María Varela on 30 July 2009 @ 2pm

Cuando te asfixia el dominio de este mundo tan racional donde todas las ideas, todas las inquietudes, todos los conceptos, todas las preguntas, pretenden están ordenadas, clasificadas, respondidas y canalizadas por los laberínticos conductos cerebrales y cibernéticos.
Cuando te estás preguntando si alguna vez fuiste libre y tienes que consultar en el diccionario el arcaico significado de “espontaneo”.
De pronto, lo cotidiano de todos los días, lo más natural del mundo, ocurre y… amanece y … acontece Machu Picchu. Ante esa visión te empiezas a preguntar ¿Por qué? ¿Por qué lo hicieron? ¿Por qué allí? ¿Cuándo? ¿Qué ocurrió? ¿Por qué lo dejaron?… Los circuitos lógicos se vuelven locos buscando inútilmente una respuesta que no tienen programada. Uno de los conductos revienta y por esa abertura empezamos a fluir; como el agua fluye en Kerepakupai-merú, en el Salto del Ángel.
La respuesta está en: “Porque sí. Porque así lo quisieron unos hombres que eran libres y espontáneos. Porque tenían libre albedrio. Porque no todo tiene una respuesta. Porque eran seres cuyo espíritu fluía”.
Gracias por recordarme que soy un hombre libre y espontaneo.

Man

Posted by Man on 3 August 2009 @ 2am

Permitidme esta nueva entrada para poner un poco de música, para completar esta foto que no es foto sino la vista de un cóndor que pasa y guarda Machu Picchu.
El Cóndor Pasa es parte de una obra musical de principio de siglo pasado, que se ha convertido en Patrimonio Cultural de Perú. Representa la lucha social ente la explotación americana frente al indio en las minas de plata, cobre y zinc.
Harto de soportar esta explotación un indio mata al dueño americano de la mina, pero muerto este, le sustituye otro opresor aún más duro y entonces se da cuenta de hay que volver a luchar desde el principio.
Mientras el cóndor vuela majestuoso por el cielo como un grito y símbolo de libertad.
Parece increíble que instrumentos precolombinos tan simples como la quena, la tinya, el calabacín, la zampoña, el wankar y la baqueta que solo pueden emitir 5 notas musicales y las aportaciones más recientes como, el sicu, o flauta de Pan y el charango (pequeña guitarra de 5 pares de cuerdas) puedan crear tanta belleza.
Es un canto protector porque cuando un inca se siente oprimido e invoca cantando a la libertad… un cóndor pasa.

Man
pulsar aquí y la letra dice así

Oh majestuoso Cóndor de los Andes,
llévame, a mi hogar, en los Andes,
Oh Cóndor.

Quiero volver a mi tierra querida y vivir
con mis hermanos Incas, que es lo que más añoro
oh Cóndor.

En el Cusco, en la plaza principal,
espérame
para que a Machu Picchu y Huayna Picchu
vayamos a pasear.

Posted by Man on 5 August 2009 @ 8am

Qué enriquecedor tu comentario sobre los instrumentos precolombinos. Y qué maravilla que menciones al cóndor, símbolo de la libertad en toda Latinoamérica…
Let’s flow!

Posted by María Varela on 5 August 2009 @ 2pm

sencillamente el comentario emotivo es ESPECTACULAR,cuantas otras cosas más puede inspirar semejante belleza

Posted by manuel on 21 August 2009 @ 7pm

súbete a la máquina del tiempo y vuele al encuntro de tu inexorable pasado MACHU PICCHU te espera, pose tus manos sobre sus inexcrutables estructuras y sienta el orgullo de ser peruano.

Posted by manuel on 21 August 2009 @ 8pm

Gracias Manuel por tus comentarios. ¿Eres peruano? Pues qué país mágico que tienes…
Saludos, amigo
Let’s flow!

Posted by María Varela on 21 August 2009 @ 9pm

Leave a Comment